Buba Viedma

Empezó a trabajar en publicidad desde abajo, desde los buzones. Después lavó toallas en las mazmorras de un hotel hasta que decidió tirar por la borda su prometedora carrera en hostelería para dedicarse a la ilustración y de paso perder unos kilos. Acabó volviendo a la publicidad, esta vez como director de arte. Tampoco consiguió adelgazar. Finalmente dejó el apasionante mundo de las agencias y montó su propio estudio de ilustración y diseño donde ejerce como portero delantero de las artes gráficas entre otras muchas cosas.
“Callos con garbanzos (a la madrileña)”

¿Por qué has escogido ese plato? 

«Es un plato típico madrileño. Es plato humilde, sin demasiado artificio pero con mucha elaboración y cariño detrás, que puede incluso resultar feo a la vista, y cuando descubres qué son los callos hasta generar rechazo, pero una vez superada esa repulsión inicial te encuentras con un plato delicioso a la vez que contundente. Me gusta pensar que mi trabajo puede ser como los callos con garbanzos.»

www.mentecalamar.com