Manuel Griñón

Querría ser un monstruo peludo para revolcarse sobre la hierba verde y dar saltos por un bosque encantado. Los troncos de los árboles tendrían ojos y el camino más agradable, que nunca iría en línea recta, estaría señalado con carteles de letras bien grandes, imposibles de pasar por alto. Manuel viaja siempre en patinete y toca la guitarra siempre que puede. Sus pinturas quieren ser dibujos y sus dibujos juegan a ser animados. Sus grabados podrían ser collages disfrazados de fotografías coloreadas. Dibuja murales en las paredes y pinta paredes en sus dibujos. Hace juegos de palabras e inventa chistes malos. Ilustra camisetas, edita fanzines, construye paisajes de cartón, diseña parches e imprime portadas de discos. Todo con sus propias manos. Manuel Griñón es Manuel Griñón, pero también es Pincel y también es Jerseys para los Monos y es Montañas, entre muchas otras cosas…

“Bailando con SEITAN”

¿Por qué has escogido ese plato? 

«Por un lado porque es uno de mis platos favoritos, pero también por una anécdota divertida con un tendero inglés que confundió el Seitán con Satán. Me imagino el susto que se llevaría cuando mi novia le dijo: “Excuse me, I’m looking for Seitan”»

www.manugrinon.com